Bizcocho de zanahoria y algarroba

Este bizcocho es muy fácil de hacer y el resultado es espectacular. Si no has probado la algarroba, su sabor te sorprenderá (recuerda un poco al chocolate). Delicioso para la merienda y una buena opción incluso para los más pequeños (sin ponerle las nueces, para evitar atragantamientos). Como siempre con ingredientes saludables, endulzando con fruta para evitar añadir azúcar y lo más importante: que está riquísimo.

Ingredientes

  • 1 plátano
  • 3 zanahorias medianas-grandes.
  • 1 tacita de copos de avena integral.
  • 1 tacita de harina de espelta integral
  • 1/2 cucharadita  de bicarbonato.
  • 1/2 tacita de pasas de uvas sin semillas.
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra .
  • 2 huevos
  • 4 ó 5 nueces picadas (opcional)
  • 2 cucharadas de harina de algarroba

Preparación

Picar las zanahorias con la picadora en trocitos pequeños y reservar (si prefieres no encontrarte los trocitos, puedes rallarlas). Poner en el vaso de la batidora el plátano, las pasas previamente remojadas, el aceite, la harina de algarroba, la avena, la harina de espelta y finalmente, los huevos. Batir todo junto hasta que quede una mezcla homogénea. Mezclar con un tenedor las zanahorias picadas y  las nueces troceadas. Hornear 40-50 min a 180 ºC tapando la superficie con papel de aluminio para que no se queme. Probar pinchando con un palillo para comprobar que no sale pegajoso antes de sacar del horno: a veces precisa unos minutos más.

4 pensamientos en “Bizcocho de zanahoria y algarroba”

    1. Hola, Elena. No uso un bicarbonato especial. Quizás le echas demasiado. Puedes probar con levadura química, tipo Royal, el sabor es más suave.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.